Piernas divinas, como si hubieses estado de vacaciones

Placer sexual multiplicado con un sencillo gesto: el lubricante