Se puede retrasar el Alzheimer y evitar síntomas asociados como la depresión, la ansiedad o las alucinaciones