Remedios de la abuela y otros trucos de botica para gripes y resfriados

mielGripes y resfriados son unas de las patologías que más consultas generan en invierno. El malestar que se sufre hace correr a la farmacia en búsqueda de remedios para esos síntomas que en muchas personas se repiten cada año: dolor de garganta, tos, estornudos, nariz tapada,…

Cuando los síntomas se alargan en el tiempo o la persona los percibe como especialmente intensos piensan que la solución puede estar en la toma de antibióticos. Es conveniente recordar que estos medicamentos sólo son efectivos cuando hay una sobreinfección bacteriana, es decir, son eficaces contra las bacterias. La gran mayoría de gripes y resfriados son ocasionados por virus y será el médico el que determine si es necesario recetar antibióticos, siempre y cuando se haya producido la mencionada sobreinfección bacteriana.

Así, todos los remedios que podemos ofrecer desde la farmacia para una gripe o resfriado común, están destinados a disminuir los síntomas y sobrellevar mejor la enfermedad.

Entonces, ¿cómo se cura un resfriado?

Muchos “remedios de la abuela” que conocemos son los mejores a la hora de curar un resfriado. En general, se trata de reforzar el sistema inmunitario para que acabe con los virus del organismo. Esto se consigue guardando reposo y mediante la alimentación. Por otra parte, existen determinadas prácticas útiles para disminuir los síntomas. A continuación detallamos las más efectivas para cada síntoma junto con otros consejos de botica:

Dolor de garganta

El dolor de garganta está estrechamente ligado a gripes y resfriados. Puede llegar a resultar muy molesto y suele ser el primer síntoma en aparecer. Recomendamos lo siguiente:

  • Mantener la garganta hidratada es fundamental, por lo que es conveniente beber agua en abundancia a lo largo del día en pequeños sorbos. Son de gran ayuda las infusiones templadas: la manzanilla, la tila o el té son buenas opciones.
  • Evitar respirar en ambientes secos es de gran ayuda. Mediante la respiración también podemos contribuir a hidratar la garganta. Para ello se pueden inspirar vahos. Una buena manera es hervir en una olla hierbas como tomillo, eucalipto o romero y acercar las vías respiratorias con una toalla sobre la cabeza para respirar los vapores que se desprenden.
  • Tomar antiinflamatorios y analgésicos también calma el dolor de garganta. Un remdio natural es Salvigol Bio, que se adhiere a las paredes de la garganta formando una película protectora con efecto barrera que rehidrata, limita el contacto con los agentes irritantes (frío, humo, contaminación y povo), así como alivia los síntomas típicos de la garganta irritada (sequedad, ardor, dolor y dificultad al tragar).

Tos

  • La tos suele acentuarse por la noche cuando nos tumbamos en la cama. Es conveniente incorporarse o incluso darse un paseo si vemos que la tos no cesa.
  • Chupar caramelos de menta o regaliz puede ser de gran ayuda.
  • Los jarabes naturales son un gran alivio, como GrinTuss, que protege las vías respiratorias altas, adheriéndose a la mucosa y limitando  y limitando el contacto con agentes externos irritntes. A base de extractos de Llantén, Grindelia, Helicriso y miel, también promueve la hidratación de la mucosa favoreciendo su expulsión.

Nariz tapada

  • Fitonasal en spray, en caso de resfraido y/o alergias, libera la nariz tapada y favorece la respiración equilibrando las secreciones nasales y protegiendo la mucosa de la irritación.

Fiebre

  • Hay que hacer que la temperatura corporal baje. Una buena opción es colocar paños húmedos en la frente, las muñecas o el abodmen.
  • Las duchas o baños con agua templada también son muy beneficiosas.
  • Si la fiebre es muy alta en ocasiones hay que administrar un antipirético.

Decaimiento

  • Existen complejos naturales para combatir el decaimiento, reforzando las defensas. Por ejemplo, ImmunoMix, con extracto de equinácea, malva, miel, jugo de saúco y uña de gato.

Dolores musculares y de cabeza

  • Cuando hay dolores musculares y/o de cabeza es conveniente acudir al ibuprofeno, el paracetamol o la aspirina.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s