Época de estómagos resentidos. Recuperando el equilibrio del organismo

Se acabaron las Fiestas y las vacaciones de Navidad para muchos. Ahora pueden aflorar sentimientos de nostalgia tras la despedida de familiares y amigos. Por otra parte, la vuelta al trabajo o al colegio puede resultar dura. “Cada mochuelo a su olivo” y todo parece normalizarse, se vuelve a la rutina.

A muchas personas no les gusta la Navidad y quizás se sienten aliviadas al ver que ya ha pasado ese aluvión de preparativos, gastos extra y comidas copiosas con personas que no resultan demasiado agradables.

Lo cierto es que el organismo puede llegar a desequilibrarse en las fechas que acabamos de despedir y es el momento de recuperar su equilibrio.

Estómago antes de Navidad

estómagoUna de las principales partes de nuestro cuerpo que suele verse afectada tras la Navidad es el estómago debido a una ingesta excesiva de comida y bebida.

La producción de jugos gástricos (mucosidad, ácido clorhídrico y enzimas) es un proceso fisiológico destinado a la transformación de los alimentos que son ingeridos, para estar preparados para su absorción intestinal. La mucosa gástrica está normalmente revestida de una capa de mucosdiad que la protege del ataque de los ácidos, enzimas y de la agresión mecánica de la comida durante la digestión.

Este delicado equilibrio se mantiene a nivel fisiológico gracias al hecho de que los estímulos que inducen la secreción ácida estimulan al mismo tiempo la secreción de mucosidad. De esta manera se forma una película protectora y antiácida que previene el daño de la mucosa gástrica.

Factores de molestia

En algunas condiciones particulares la capacidad protectora de la capa de mucosidad puede verse comprometida: por ejemplo en el caso de ataques químicos (hiperproducción de jugos gástricos debida a una patología, toma de fármacos o alimentos irritativos como el café, el té o el alcohol), ataques físicos (comida caliente y comida fría), ataques mecánicos (comida mal masticada, diagnósitco con endoscopia) y otras como la ansiedad, el estrés y un estilo de vida inadecuado (comer rápido y/o de forma irregular).

Ardor e hiperacidez

Tales factores de molestia pueden ser causa de la irritación de al mucosa. Esta se manifiesta como ardor (pirosis gástrica y dolor (gastritis, gastralgia), especialemnte en momentos alejados de las comidas. Además, la irritación puede causar aumentos de la motilidad (acción fisiológica del aparato digestivo para desplazar los alimentos), provocando espasmos y meteorismo (gases abdominales o distensión abdominal).

Bioanacid, una solución natural para el ardor de estómago

Una excelente alternativa para recuperar el equilibrio del estómago y acabar con las molestias tras las Fiestas es recurrir a soluciones naturales como Bioanacid, a base de polisacáridos de extractos de aloe gel, altea y cebada que forman una película muco-adhesiva que se adhiere a la mucosa gástrica protegiéndola tanto de las acciones mecáncias (efecto cojinete) como de las químicas del ácido clorhídrico y de algunos aliemtnos irritantes.

La acción protectora del estómago se completa con extractos derivados de la manzanilla y de regaliz.

OTROS ARTÍCULOS RELACIONADOS

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s