Sabor a beso y a nada más…

mal alientoSe dice que más del 50% de las peronas sufren al menos una vez en su vida problemas de halitosis o mal aliento. Son múltiples las causas que pueden producirlo y, si es en momentos muy concretos, la solución suele ser rápida y sencilla pero hay personas que sufren de halitosis crónica o la padecen con bastante frecuencia. En estos casos el problema puede llegar a ser un inconveniente para desenvolverse en determinadas situaciones de la vida: realizar una entrevista de trabajo o mantener otras conversaciones cotidianas que requieran la cercanía de otras personas como puede suceder en el supermercado, en una reunión de amigos,… La búsqueda de pareja o compartir vida con otra persona suele generar situaciones difíciles de superar en la propia rutina diaria, por ejemplo, un sutil beso.
Es muy frecuente presentar halitosis al despertar por la mañana, después de varias horas de sueño, cuando las estructuras de la boca han estado en reposo y la producción de saliva ha sido muy escasa. Suele haber más casos de halitosis entre las personas que superan los 50 años de edad.
Se puede enfrentar este tipo de situaciones con más facilidad llevando una higiene bucodental adecuada (una vez después de cada comida), usando un colutorio de enjuague bucal dos veces al día para llegar a todos los rincones de la boca, evitando alimentos, bebidas y sustancias que produzcan más aliento, bebiendo cerca de 2l de agua al día y, si es necesario aplicar un spray para eliminar las bacterias productoras de gases malolientes como HALITA SPRAY FORTE, que además impide el posterior crecimiento de estas bacterias. Es una buena solución para controlar la halitosis crónica y también la ocasionada por causas puntuales porque su tamaño de bolsillo permite usarlo en cualquier lugar durante todo el día y fuera de casa.

Pero, ¿cuáles son las causas más frecuentes de mal aliento? ¿puede llegar a ser consecuencia de algo preocupante?

 Es más frecuente que el mal aliento sea transitorio y que surja a raíz de consumir determinados alimentos, sobre todos los que tienen un sabor intenso, como el ajo. Algunas bebidas también pueden ser responsables como el café o el alcohol. El tabaco es otra sustancia que genera mal aliento de manera puntual tras cada cigarro, por ello las personas fumadoras pueden sufrir de halitosis frecuente como consecuencia.
Los cambios hormonales, algunos medicamenos o las épocas de estrés también pueden ocasionar halitosis.
Pero, si la halitosis es crónica o muy frecuente hay que prestarle especial atención, ya que puede ser una señal de enfermedades tan graves como cáncer de pulmón, pasando por gastritis crónica. Ante la sospecha de estas causas es mejor acudir directamente al médico de cabecera.
En cualqueir caso, el mal olor de la boca se produce por descomposición bacteriana de restos de alimentos entre los dientes, de saliva, de células de la mucosa oral o de sangre.
Ahora HALITA SPRAY FORTE con descuento. Antes 4,20 €, ahora 3,50 €. Pregúntanos en la farmacia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s