Olor a libros recién forrados… ¿Ilusión o agotamiento?

BSqZjdvCUAEA_MSRefresca en Madrid y los días se acortan anunciando el final del verano. Se acercan los últimos días de la cuenta atrás para la vuelta al cole. Ya huele a libros nuevos y el tacto de esos lápices de colores bien afilados resulta de lo más agradable. Quizás en este momento un niño siente una unión especial con su padre mientras forran los libros juntos…

Sin embargo, la vuelta al cole no es tan gratificante para todos. Incluso hay niños que muestran mucho entusiasmo en los preparativos y cuando empiezan los madrugones se sienten cansados, les cuesta adaptarse a los nuevos horarios, los hábitos de comidas y el esfuerzo que suponen las tareas y actividades escolares.

Pero los niños no son los únicos sufridores que siguen su ritmo ajenos al estado anímico de sus padres. Ya en los preparativos la mayoría tiene una carga importante: a la reincorporación al trabajo se suma la compra del material escolar, la ropa y la organización del curso de los hijos. Los padres pueden ser presas del agotamiento en estas fechas, físico… y de bolsillo. A menudo el desembolso económico que supone la vuelta al cole tiene consecuencias muy negativas en el estado anímico de los padres.

“Al mal tiempo, buena cara”, dice el refrán. Una actitud positiva ayudará a llevar mejor los cambios tanto a niños como a adultos. A continuación, algunos consejos para que la salud no se resienta durante la vuelta al cole:

  • Comenzar a adaptarse al nuevo horario de descanso en días previos, yendo un poco antes a dormir cada día.
  • Seguir una dieta equilibrada, rica en vitaminas y minerales con un orden de horarios similar al del resto del curso.
  • Si el agotamiento es muy intenso, recomendamos el apoyo de algún reconsituyente, como NATURA MIX de ABOCA, con Jalea Real, Germen de Trigo, Malta de Cebada, Arándano y Acerola, especialmente pensado para ayudar a niños y adolescentes en sus actividades diarias, cambios de estación y apoyarles en fases de crecimiento y desarrollo. También resulta de gran ayuda en adultos.
  • Es aconsejable no cargar al niño con demasiadas actividades extraescolares desde el inicio. La adaptación al ritmo del curso debería ser progresiva.
  • Hacer ejercicio físico 2 ó 3 veces por semana.
  • Exteriorizar el estado de ánimo con la familia y/o con los amigos.

OTROS ARTÍCULOS RELACIONADOS

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s