Color bonito sin dañar la piel

Ponersse morena sin dañar la piel

Ya hay más luz en las calles y apetece ir en consonancia con el escenario en el que nos encontramos: se ven ropas más ligeras y de colores vivos. Muchas personas sienten que el color blanquecino de la piel que saca el invierno no encaja muy bien con la primavera y el verano. Es por ello que se recurre al bronceado en cabina o directamente a parques, terrazas, piscinas y playas. Pero hay que tener mucho cuidado con los rayos del sol y también con los de las cabinas, que pueden ser igual de perjudicilaes, de lo contrario, puede que el aspecto de la piel sea aún peor: si no seguimos las pautas para conseguir un bronceado bonito y saludable, es probable que lo único que tengamos sea una piel enrojecida, con ampollas o reseca. Por otra parte, a largo plazo pueden aparecer manchas, envejecimiento prematuro de la piel (arrugas) e incluso cáncer de piel.

Consejos para conseguir un bronceado bonito y saludable

  • Antes de tomar el sol, hay que llevar la piel exfoliada e hidratada. Si hemos eliminado las partículas de piel muerta previamente, el bronceado será más uniforme. Además, hay que usar una hidratante cada día según el tipo de piel para evitar que el sol la reseque.
  • Come mucha fruta, verduas y hortalizas. Las vitaminas más importantes para la piel expuesta al sol son A, C y E.  La vitamina A ayuda a que la piel esté mejor hidratada, con un aspecto más saludable. El organismo la obtiene sobre todo a partir de los betacarotenos, los famosos pigmentos presentes en los vegetales de color amarillo o anaranjado: tomates, calabaza, zanahorias, nísperos… La vitamina C previene el envejecimiento de la piel y ayuda en la producción de colágeno de manera natural. Se puede encontrar mayoritariamente en los cítricos, pero también en las fresas, el brócoli, la coliflor… La vitamina E es un excelentes antioxidantes que contribuye al un buen estado de las células, por lo que es un gran preventivo del cáncer de piel. Podemos encontrar grandes dosis en frutos secos y aceites. Si crees que tienes déficit de alguna vitamina, piensa que además puede acarrear otros problemas de salud. Pregunta en esta farmacia por complementos vitamínicos que se adapten a tu caso.
  • El uso de una crema de protección solar es imprescindible ante la exposición solar. Los primeros días debe utilizarse con un factor de protección alto. El importante ponerse la crema 20 minutos antes de ponerse al sol  y renovarla cada dos horas y después de meterse en el agua. Te recomendamos en la farmacia las de la firma AVÉNE.
  • Evita las horas centrales del día. La piel coge mejor color cuando el bronceado es progresivo. El sol de las primeras horas de la mañana o de las últimas de la tarde es ideal y lo notarás a los pocos días. Además, de esta manera reducirás en gran medida los efectos nocivos del sol.
  • Bebe mucha agua. Lo recomendable es beber cerca de 2 litros de agua al día, pero en verano sería conveniente subir la ingesta un poquito más, sobre todo si se va a pasar mucho tiempo al sol. Es importante que nuestro cuerpo esté hidratado para que la piel sea menos vulnerable frente al sol.
  • Utiliza el after sun. Si notas enrojecimiento en la piel, ampollas o calor excesivo, es necesario que utilices un after sun para calmar y refrescar la piel. En cualquier caso, siempre es recomendable para que la piel tenga un buen nivel de hidratación, que siempre sufre con la exposición solar.

OTROS ARTÍCULOS RELACIONADOS

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s