La piel: cuidados previos a la exposición solar

protección solar

El verano ya está a la vuelta de la esquina y con él los paseos bajo el sol, las terracitas, las piscinas, un poco de ejercicio al aire libre y por supuesto las vacaciones a la playa o en la montaña.

Con cualquiera de estas actividades se expone la piel al sol intenso del verano, por ello hay que ponerlas en práctica siempre con la protección adecuada debido a los riesgos que la mayoría de la gente conoce pero de los que no se suele tomar conciencia real: envejecimiento prematuro de la piel, manchas, quemaduras solares, ampollas, e incluso cáncer de piel.

Existen numerosas recomendaciones sobre cómo prevenir los peligros del sol en la piel durante la exposición e insistiremos en ellas a lo largo de próximos post, pero ahora vamos a centrarnos en lo que podemos hacer en beneficio de la piel antes de la exposición solar.

Preparación de la piel antes de la exposición solar

Hidratación

Una piel con el nivel de hidratación adecuado será mucho más resistente a los daños que el sol pueda producir. Es necesario proporcionar el aporte que la piel necesita por dentro y por fuera. Hay que beber cerca de 2 litros de agua al día, sobre todo en verano, y además usar una crema hidratante corporal de acuerdo con nuestro tipo de piel. Con una buena hidratante dos veces al día conseguiremos lucir una piel más suave y más resistente a la sequedad ambiental y a los peligros del sol.

Nutrición

Una dieta rica en frutas, verduras y hortalizas ayudará a mantener nuestra piel más sana. Las vitmaninas B y C son esenciales y los betacarotenos que podemos encontrar en frutas y hortalizas de color rojo o anaranjado como los tomates o las zanahorias contribuyen a que la piel se broncee antes en lugar de quemarse. Además, el efecto antioxidante de gran número de alimentos de origen vegetal aporta beneficios de carácter protector contra el cáncer.

Poco a poco

Si va a haber una exposición intensa y prolongada al sol de manera irremediable conviene empezar a habituar la piel poco a poco durante días previos, comenzando con exposiciones breves usando un fotoprotector de factor muy alto. Estas exposiciones pueden incrementarse progresivamente a lo largo del tiempo siempre vigilando que no aparezcan quemaduras en la piel y que se encuentra en buen estado.

OTROS ARTÍCULOS RELACIONADOS

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s