Vegetarianos más sanos pero cuidando la combinación de alimentos

garbanzos con cuscús

Fuente: recetin.com

Seguir una dieta rica en frutas, verduras y hortalizas aporta grandes beneficios al organismo y llevando esta premisa al extremo, hay personas que se hacen vegetarianas aunque la mayoría lo hacen por convicciones en favor de los animales.

Se han realizado diferentes estudios sobre las consecuencias para la salud de una dieta vegetariana y se ha comprobado que las personas que la siguen tienen menos enfermedades. Según los datos publicados recientemente en la revista ‘American Journal of Clinical Investigation’, seguir una dieta vegetariana reduce significativamente las posibilidades de padecer un problema coronario. Se ha demostrado que los vegetarianos tienen un perfil lipídico mejor que el de los no vegetarianos, probablemente debido a que en su dieta hay un mayor ratio de grasas poliinsaturadas frente a las grasas saturadas.

Una dieta vegetariana protege frente a enfermedades cardiovasculares porque gracias a ella los niveles de  colesterol y presión arterial son más bajos y además los vegetrianos tienden a ser más delgados que quiene sí comen animales.

Cereales y legumbres: combinación esencial para evitar la carencia de proteínas en dietas vegetarianas

¿Qué aspectos debemos tener en cuenta para que la dieta vegetariana sea realmente saludable?

En ocasiones, con el paso de los años, los vegetarianos pueden tener problemas de salud: las proteínas de origen vegetal no contienen todos los aminoácidos esenciales. Si no se ingieren, con el tiempo pueden aparecer enfermedades carenciales. Además, algunas vitaminas, sobre todo la D y algunas del grupo B pueden ser deficitarias y los minerales como el hierro, calcio o zinc pueden estar presentes de forma insuficiente en este tipo de dietas.

Es por ello que las dietas vegetarianas más restrictivas pueden incluso resultar perjudiciales si los productos de origen animal, ricos en vitaminas esenciales y minerales, no son sustituidos por alimentos o combinaciones de alimentos apropiados desde el punto de vista nutritivo, o no se compensan con complementos alimenticios adecuados.

En la ingesta diaria deberíamos ingerir proteína de alta calidad, es decir, que tenga los aminoácidos esenciales necesarios en buena proporción. Las proteínas animales son de mayor valor biológico que las vegetales, pero solo si atendemos a alimentos por separado. En el momento en que combinamos correctamente diferentes alimentos vegetales estamos mejorando la calidad de la proteína.

En una dieta vegetariana deben hacerse combinaciones de cereales y legumbres, que al juntarlos se consigue establecer una proteína de alto valor biológico. Algunos ejemplos pueden ser un plato de lentejas con arroz o de garbanzos con cuscús. También podemos añadir guisantes a la preparación de nuestros platos de pasta.

Y no solo vale la combinación de alimentos vegetales para mejorar la calidad de las proteínas. También podemos combinar cereales o legumbres con alimentos de origen animal que cuenten con los aminoácidos esenciales que a ellos le faltan. Es el caso de la preparación del arroz con leche o añadir un huevo o complementar con carne un plato de legumbres.

OTROS ARTÍCULOS RELACIONADOS

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s