La importancia de la motivación para hacer dieta

Pesarse

Perder kilos es uno de los motivos más frecuentes a la hora de ponerse a dieta. Pero hay que estar más seguro y preparado psicológicamente de lo que parece. El gran problema que muchos encuentran es la falta de voluntad para continuar con ella al poco tiempo de haber comenzado. Hay que ser muy fuerte y ser consciente de que los resultados se apreciarán al cabo de un tiempo prolongado.

¿Qué debemos recordar para no abandonar una dieta?

  • Hay que repetirse que se está “aprendiendo a comer saludable“ y no que estás en una dieta. De esta manera la palabra “dieta” no te estresará por el simple hecho de decirla.
  • No te comas ese pedazo enorme de pastel y digas “es solo por hoy”. Si estás en un régimen de pérdida de peso, no intentes engañarte de esta manera a ti misma. No tiene nada de malo darte un gustito de vez en cuando, pero no abuses; si es una oacasión especial y deseas comer pastel, hazlo, pero en porciones moderadas.
  • Siempre debes tener presente el objetivo de tu pérdida de peso. Ya sea por salud o por estética, el perder peso y comer saludable debe estar siempre presente en tu mente.
  • No pierdas las esperanzas si es que esta semana no perdiste kilos, pero sí medidas. Recuerda que los músculos pesan más que la grasa. Si te asusta pesarte porque no ves que se reducen los kilos, recurre a un centímetro -o cinta métrica- para tomar tus medidas. Estas no te mentirán.
  • Que las salidas con tus amigos no se remitan a ir a comer algo rico. En vez de hacer esto, intenta ir a una cafetería donde tengan mucha variedad de comida. Puedes comer una deliciosa ensalada, la que más te guste, o pedir un jugo de frutas. Esto satisfará tu apetito, te nutrirá y no te engordará como si comieras una pizza o una hamburguesa.
  • Intenta probarte aquella ropa que antes no te quedaba bien. El gusto de sentir que la ropa te queda grande hará que tu esfuerzo valga la pena. Está de más decirte que la mandes a achicar, ¿verdad?
  • Anda de compras y date un gusto. Verás que las tallas que antes usabas te quedarán grandes y tendrás que comprar tallas más chicas.
  • Sal con tus amigos y frecuenta todas las reuniones sociales. Los halagos que recibas por lo bien que te ves después de haber perdido peso harán que quieras seguir alimentándote bien como hasta ahora.

OTROS ARTÍCULOS RELACIONADOS

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s