Tobillo, rodilla, parte posterior del muslo y cabeza: zonas corporales de riesgo en el fútbol

lesiones

Las lesiones que puede sufrir un jugador de fútbol, suelen tener un carácter muy leve o leve. Entre las más frecuentes destacan las contusiones musculares (magulladuras) y los esguinces en las articulaciones.

Lesiones en los tobillos

El esguince de tobillo es la lesión que más frecuentemente, con diferencia, se produce en el fútbol. La mayoría se producen cuando la planta del pie se flexiona hasta dañar los ligamentos de la parte exterior del tobillo. Un factor de riesgo importante es haber sufrido ya una lesión de tobillo. Un aparato ortopédico semirrígido o de suspensión ayuda a impedir que la distensión empeore, y debe llevarse durante varios meses. Además, se puede realizar un entrenamiento de equilibrio suplementario utilizando discos de tobillo o un rola bola.

Síntomas y signos de esguinces de tobillo

  • Hinchazón: a los pocos minutos o paulatinamente, a lo largo de varias horas.
  • Dolor al intentar mover el tobillo y al caminar.
  • Agarrotamiento e incapacidad de poner todo el peso del cuerpo sobre el pie.

    Primeros auxilios

  • Aplicar al tobillo lesionado el protocolo de protección, descanso, hielo, compresión y elevación.

Lesiones en las rodillas

Una de las lesiones más graves que se pueden sufrir en el fútbol es el desgarro del ligamento anterior cruzado de la rodilla. Sin embargo, también otros partes de la zona pueden resultar afectadas. El 70% de este tipo de lesiones ocurren sin contacto con otro jugador. Los lances del fútbol que más lesiones de este tipo provocan son las pisadas de frenado después de una carrera, los cambios súbitos de dirección, los aterrizajes con la rodilla y la cadera extendidas, o los lapsus de concentración.

Síntomas y signos de la lesión en rodilla

  • Chasquido o crujido de la rodilla en el momento de la lesión.
  • Dolor, hinchazón, incapacidad para enderezar completamente la rodilla.
  • Incapacidad para hacer esfuerzo con la rodilla, que da la sensación de estar suelta o inestable.

    Primeros auxilios

  • Aplicar a la rodilla lesionada el protocolo de protección, reposo, hielo, compresión, y elevación.

Lesiones en los isquiotibiales

Los isquiotibiales son los músculos situados en la parte posterior del muslo. Sufren frecuentes lesiones como resultado de los cambios de velocidad y de los movimientos bruscos. Los síntomas varían en función de la gravedad, ya que se puede desgarrar o romper todo el músculo o solo partes de él. Las lesiones de los músculos isquiotibiales son más comunes cuando ya se ha tenido una y los músculos del muslo están débiles.

Síntomas y signos de la lesión en los isquiotibiales

  • Estallido o chasquido en el momento de la lesión, un dolor repentino por la parte trasera de la pierna.
  • Dolor, hinchazón y magulladura del muslo posterior.
  • El andar se resiente, y la rodilla duele al flexionarla (doblarla).

    Primeros auxilios

  • Aplicar el protocolo de protección, descanso, hielo, compresión y elevación al muslo lesionado (con la rodilla flexionada al máximo).

Lesiones en la cabeza

Lo más importante cuando nos encontramos ante una lesión en la cabeza es descartar la presencia de una conmoción. Si es así, la pregunta fundamental es si se puede volver a jugar sin peligro.

Una conmoción es una lesión cerebral temida, ya que puede afectar a aspectos como la memoria, la concentración o la capacidad para resolver problemas, entre otros. En la vida real, no es nada sencillo darse cuenta de que se ha sufrido una conmoción. Al contrario de lo que suele creerse, no implica necesariamente perder el conocimiento. Puede causar confusión o desorientación temporal o espacial momentánea, o provocar dolor de cabeza, mareos, náuseas e inseguridad o pérdida del equilibrio.

Ante la duda, debemos abandonar el campo

Siempre que recibamos un impacto en la cabeza es importante tener presente la posibilidad de que hayamos sufrido una conmoción. Si nos sentimos algo mal es mejor parar, aunque creamos que podemos seguir jugando. Para no correr riesgos, ante la duda debemos abandonar el campo.

Fuente principal: fifa.com

OTROS ARTÍCULOS RELACIONADOS

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s