Dime qué deporte haces y te diré qué desgastas

Nadar aeróbico

¿Qué desgastamos cuando hacemos deporte? Los intereses de cada persona pueden ser bastante variados. Las personas con sobrepeso u obesidad deberían estar pendientes de perder grasas y azúcares en cambio, un deportista de élite debería tener cuidado con el desgaste excesivo de proteína e hidratos de carbono.

La base energética que el organismo desgasta dependerá del tipo de ejercicio que se realice y de su duración.

Ejercicios aeróbicos: energía a partir de la glucosa y las grasas

Cuando realizamos ejercicios aeróbicos entra en juego el oxígeno y se utilizan fundamentalmente como sustratos energéticos el glucógeno (previamente degradado a glucosa), la glucosa y los ácidos grasos, pero puede utilizar también ciertos aminoácidos, cuerpos cetónicos, ácido láctico y glicerol.

De manera que las actividades aeróbicas como nadar, carreras largas, o montar en bicicleta son muy apropiadas si se quiere bajar el índice de grasa corporal, teniendo en cuenta que los ácidos grasos que están almacenados en los tejidos pueden ser utilizados por las células para la obtención de energía y este proceso comienza aproximadamente a partir de la media hora de hacer ejercicio, antes sólo se quema la glucosa. Los tejidos que más utilizan esta fuente para la obtención de energía son el músculo cardíaco y el esquelético.

En los ejercicios aeróbicos el esfuerzo no es de gran intensidad, aunque sí de mayor duración, como las carreras de larga distancia en atletismo o las sesiones de entrenamiento en las distintas modalidades del Fitness. En estos casos habrá que tener en cuenta que a partir de una hora de ejercicio comienza a perderse masa muscular.

Ejercicios anaeróbicos: basta con la glucosa para altas velocidad e intensidad durante poco tiempo

El ejemplo clásico que se pone para explicar este conjunto de mecanismos son las carreras de velocidad y velocidad mantenida en atletismo.

El único sustrato que se puede utilizar en esta vía metabólica son los hidratos de carbono: glucosa y glucógeno. La glucosa se utiliza como tal, mientras que el glucógeno debe convertirse primero en glucosa para poder ser utilizado.

Estos ejercicios son recomendables para aumentar la masa muscular.

OTROS ARTÍCULOS RELACIONADOS

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s